La Semana Roja en La Palma. Salvador González Vázquez
anterior  Indice  Siguiente


11. La crisis económica

                         Amputados, en la práctica, de sus derechos, para paliar las malas condiciones de vida del proletariado, maltrecho por encontrarse en medio de una fuerte recesión económica, se arbitraron medidas de tipo paternalistas, consistentes en fomentar las obras públicas y en abrir la protección de la Beneficencia Municipal, que vendría a sustituir al Socorro Obrero, promovido por el sindicato Oficios Varios, que tuvo un eficaz funcionamiento durante la II República. Esta mentalidad paternalista con la que se abordó el problema social queda de manifiesto en los slogans propagandísticos que se imprimían, repetidamente, en la prensa local:

     Patrono, considera siempre en el obrero a tu hermano, al que, con los medios a tu alcance, has de tratar paternalmente.

     El levantamiento militar agravó la terrible crisis económica que asolaba Canarias desde comienzos de los años treinta. La crisis de 1929 y la competencia de las colonias británicas habían hecho disminuir, desde 1932, los volúmenes de exportaciones de la agricultura canaria. Con el comienzo de la Guerra Civil, la principal fuente de riquezas quebró por completo(54) . Esta situación se veía empeorada porque coincidió con el progresivo cierre de la emigración americana, patente desde mediados de los años veinte.

     En La Palma, según los datos recopilados por la Delegación del Gobierno, el paro superaba las 5.000 personas en el verano de 1935. Tazacorte se encontró con que la compañía exportadora inglesa Fyffes Limited, dependiente de la United Fruit, -razón de la bonanza económica de Tazacorte, desde los años veinte, y empleadora de la mayor parte de la población trabajadora del municipio, - abandonó sus inversiones. El desempleo hizo estragos entre los jornaleros, y les dejó a expensas de las medidas paternalistas que pudieran tomar la administración local -controladas por los mayores propietarios e industriales- y la administración central

          

Subir


11.1 Obras públicas

                              Ante el marasmo económico, se reorganizaron las Oficinas de Colocación Obrera en los distintos municipios, pero no llegaban ofertas de trabajo. El 24 de septiembre de 1936, la Comisión Gestora del ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma comunicaba al Delegado del Gobierno que "hasta el día de la fecha ningún patrón ha acudido a la citada oficina en demanda de oferta de trabajo"(55) . Las Bolsas de Trabajo, según estipulaba la circular del 22 de octubre de 1936, debían estar "integradas por todos y solo por los trabajadores jornaleros. En las lista y turnos de trabajo no intervendrán otras entidades que las sociedades aprobadas por esta delegación" y, en todo caso, los ayuntamientos debían ejercer por sí mismo la función inspectora(56) .

     Debido a la insolvencia del sector privado para ofrecer trabajo y ante la profunda crisis económica, el Estado promovió, dotándoles de fondos, una política de obras públicas, que acompañadas de las inversiones de los ayuntamientos a cuenta de los ingresos percibidos por tributos, pretendía mitigar el desempleo. Continuamente, encontramos en las actas, a la hora de explicar la realización de obras públicas, los mismos argumentos. En sesión del 3 de septiembre de 1936 del ayuntamiento de Tazacorte se dice: "arreglo de la calle doctor Marañón y aros de cemento para el arbolario...Tanto en el sentido de darle ornato a dicha vía, cuanto que con ello puede dársele también colocación a varios obreros, que por falta de trabajo se hallan parados"(57) . En sesión de 1 de octubre de 1936: "continuación de trabajos en Lomo Blanco...y que con tal trabajo se den algunos trabajos a varios trabajadores parados"(58) .

     El 1 de febrero de 1937, el ayuntamiento de Tazacorte reconocía que se veía "en la obligación de hacer todo lo posible para remediar el paro obrero, conforme dispone el decreto-ley de 2 de enero del corriente año, en el que obliga al ayuntamiento a continuar las obras paralizadas"(59) . El pleno ordinario del día 30 de agosto de 1937, bajo el epígrafe "obras a ejecutar con subvenciones paro obrero" recoge:

     Vistas las comunicaciones de la junta provincial del paro obrero, invitando a esta Corporación a proponer aquellas obras de carácter municipal que se consideren de urgente y conveniente realización, con objeto de dar empleo al obrero en paro forzoso(60) .

     Sin embargo, la política de subvenciones estatales para promover obras públicas que paliasen el paro obrero tenía la limitación de que los recursos del Gobierno estaban, prioritariamente, a disposición de la guerra. Por otro lado, al tener problemas el Ayuntamiento para recaudar las contribuciones a quienes disponía de los mayores bienes de fortuna, los presupuestos que se podrían destinar a obras públicas quedaban reducidos. En la jugosa intervención del gestor Pérez Pulido, se planteaba la cuestión que si quienes poseen mayor riqueza no pagan sus contribuciones - "examinadas las listas cobratorias del ayuntamiento y visto en descubierto en ellas las personas más pudientes"(61) - no se podrá satisfacer las funciones asignadas a la Corporación y paliar el paro obrero con dichas realizaciones. De este modo, se llegó a la situación reflejada en las actas del 28 de enero de 1937:

     Viéndose las cuentas de los jornales de trabajadores de los arreglos de las calles de Lomo Blanco, calles de Blasco Ibáñez, Hernández Pérez y otros, se acordó aprobarlos, y que tan pronto lo permita el estado de cuentas sean abonadas"(62)
     


54.- Gregorio Hernández Gómez. Los Plátanos. Impre Rapid. Barcelona, 1991. Pág.132.
55.- Escrito remitido por la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma (24-9-36). Legajo año 1936. ADG.
56.- Circular (22-10-1936). Legajo año 1936. ADG.
57.- Sesión ordinaria de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Tazacorte (3-9-36). Libro de actas (1935-1940). AMTAZ.
58.- Sesión ordinaria de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Tazacorte (1-10-36). Libro de actas (1935-1940). AMTAZ.
59.- Sesión ordinaria de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Tazacorte (1-2-37). Libro de actas (1935-1940). AMTAZ.
60.- Sesión ordinaria de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Tazacorte (30-8-37). Libro de actas (1935-1940). AMTAZ.
61.- Sesión ordinaria de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Tazacorte (4-2-37). Libro de actas (1935-1940). AMTAZ.
62.- Sesión ordinaria de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Tazacorte (28-1-37). Libro de actas (1935-1940). AMTAZ.

Subir

Aviso Legal
anterior  Indice  Siguiente