Tazacorte durante el siglo XX. Salvador González Vázquez
anterior  Indice  Siguiente

3. La I guerra mundial (1914-1918).

En 1914 estalla la Primera Guerra Mundial. La conflagración perjudicó a Tazacorte, como a toda Canarias, porque impidió las ventas de plátanos a los países europeos que estaban en guerra, principalmente, Inglaterra, Francia y Alemania.

Al interrumpirse las exportaciones de plátanos y tomates no se lograban ingresos para adquirir artículos de primera necesidad en el extranjero. Canarias se encontró sin capitales para abastecerse del exterior, así que tuvo volverse hacia su propia agricultura. Pero la cosecha de la agricultura isleña era insuficiente para alimentar a todos sus habitantes.

La población, desde que pudo, reanudó, con más fuerza aún, la emigración hacia América. Durante este período, desde el Valle de Aridane emigraron a Cuba mil personas más de las que regresaron, lo que supuso el saldo migratorio más negativo de la comarca en dos siglos.


Subir


4. La expansión del plátano (1918-1931).

4.1. Fyffes Limited y la riqueza platanera.

La Gran Guerra acabó en el año 1918 y pronto comenzó la recuperación del plátano. A partir de 1919, la empresa Fyffes Limited, subsidiaria de la multinacional americana United Fruit, arrienda, por 15 años, las propiedades a los mayores propietarios del municipio a cambio de 100.000 pesetas anuales. La compañía inglesa pone en explotación nuevos terrenos, mejora las instalaciones de riego, construye almacenes, introduce abonos, fertilizantes y plaguicidas que antes no existían, y mejora las instalaciones del puerto de Tazacorte.

Cada vez se venden más cantidades de plátanos y a mejor precio, buena parte de la población activa de Tazacorte se convierte en empleada de la empresa Fyffes Limited y buena parte de los poseedores de plátanos del pueblo exportan mediante la compañía inglesa. Es el apogeo del cultivo platanero. Por el puerto de Tazacorte se exportaban seiscientos mil bultos anuales de plátanos, tomates, azúcar, almendras, madera,... y se importaban productos para el abastecimiento del Valle. Por primera vez en 50 años, los saldos migratorios son positivos en Tazacorte. Cientos de personas de otros lugares de la Isla y del Archipiélago llegaban atraídos por los empleos creados. Si en 1920 Tazacorte tenía 2.378 habitantes, diez años más tarde, alcanzaba los 3.104 vecinos.

4.2. La independencia de Tazacorte (1925).

Mediada la década de los 20, Tazacorte consiguió independizarse de Los Llanos y formar municipio propio. Tazacorte había presentado la documentación para segregarse del Ayuntamiento de Los Llanos en el año 1898, pero, durante 27 años, las influencias del Partido Conservador lo habían impedido.

En julio de 1925, tras celebrarse varias reuniones en la Sociedad Díaz Pimienta, se acuerda enviar a Madrid una comisión formada por el maestro Miguel Medina Quesada, el cura Agustín Fernández de la Guerra y Antonio González Acosta. Dos meses más tarde, la expedición corona con éxito sus gestiones y obtiene del gobierno de Primo de Rivera el decreto que concedió la independencia a Tazacorte, el 16 de septiembre de 1925. Su primer alcalde fue el maestro y presidente de Unión Patriótica, Manuel Medina Quesada.

4.3. La peste.

Sin embargo, en la misma década, Tazacorte también conoció un hecho dramático. En 1926 se declaró una epidemia de peste que afectó a decenas de habitantes del pueblo. Los contemporáneos pensaron que el foco de la enfermedad estaba en unos almacenes que contenían ratas infectadas. Los almacenes fueron quemados y, al poco tiempo, desapareció la epidemia. El pueblo reconoció al doctor Manuel Morales, recién llegado, el trabajo valiente desplegado. El doctor Manuel Morales comenzaba a mostrar todo su valor e, iniciaba, así, su periplo de sesenta años dedicados a la atención de generaciones de tazacorteños.

Subir


Aviso Legal
anterior  Indice  Siguiente